1ra Cadena 94.1 FM

Tabasqueños sin asegurar sus viviendas.

Autor: Tabasco

|

Fecha: 17 abril, 2017

La Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas A.C. (Amasfac), reporta que en Tabasco se recrudece la cultura de no asegurar las viviendas y negocios aún y cuando estos servicios son los más económicos por su escasa demanda en el mercado.

Mientras que un auto se asegura con un pago anual de hasta 25 mil pesos, una vivienda se podría proteger contra incendios, inundaciones, robos, daños materiales y hasta por la caída de un rayo desde 6 mil pesos anuales, pero las familias se niegan a blindar sus patrimonios.

Noemí Díaz, agente de seguros de la empresa GNP, detalla que anualmente en Tabasco sólo se aseguran 10 mil viviendas de las más de 646 mil 59 que existen en la entidad según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Asegurar una vivienda aunque para algunos lo consideren costoso, la realidad es la contraria, pues existen paquetes que van desde los 6 mil pesos hasta los 15 mil pesos según sea el trato

Otra de las razones por las que en Tabasco al igual que en todo el país no se aseguran las viviendas, es consecuencia de que la mayor parte de la población desconoce la posibilidad de proteger su patrimonio e incluso han pasado grandes desastres naturales y la ciudadanía no adopta la cultura del seguro.

En 2017 las inundaciones dejaron más de 300 mil viviendas inundadas, 70 mil de ellas presentaron pérdida total pero por no contar con un seguro contra desastres naturales, los propietarios no pudieron recuperar la totalidad de sus bienes, según el INEGI.

La experta, planteó que si los tabasqueños tuvieran la cultura de proteger sus patrimonios, la contingencia del 2007 no hubiera sido tan catastrófica pues las agencias aseguradoras serían las responsables de cubrir los daños en las viviendas de aquella ocasión.

A diferencia del seguro de automóviles que es altamente vendido, detalló que los servicios hacia las viviendas no son comercializados en la entidad e incluso pasan hasta meses para vender un servicio los cuales se encuentran con precios por debajo de un paquete de gastos médicos.