1ra Cadena 94.1 FM

Funcionarias de la Dirección de Derechos Humanos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación llaman a concienciar sobre la igualdad entre hombres y mujeres

Autor: Tabasco

|

Fecha: 27 agosto, 2019

El Estado mexicano está obligado a evitar violación de derechos y revictimización de las mujeres al momento de juzgar, advierte Cecilia Garibi González

El tema del género no puede ser solamente teoría, ésta tiene que ser llevada a la práctica y pasar por la conciencia, pues de otro modo no transforma, aseveró Cecilia Garibi González, quien con Rebeca Saucedo López, impartió el curso taller denominado Programa para Incorporar la Perspectiva de Género e Interseccional, dirigido a mecanógrafos, actuarios, jefes de causa y proyectistas de jueces del sistema acusatorio adversarial.

Directora de Participación y Promoción Social de los Derechos Humanos de la Dirección General de Derechos Humanos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Cecilia Garibi explicó que hace seis años se hizo la primera versión del Protocolo para Juzgar con Perspectiva de Género,  Haciendo realidad el derecho a la igualdad, que surge de una recomendación al Estado mexicano para evitar la violación de derechos y revictimización de las mujeres al momento de juzgar.

Sostuvo que para juzgar con perspectiva de género –más allá del protocolo, que es una herramienta que incluye instrumentos teóricos, metodológicos y jurídicos– se necesita entender que aunque las mujeres y los hombres somos iguales ante la ley vivimos situaciones de desigualdad y eso se reconoce desde los feminismos y lo analiza la teoría de género. “Vivimos realidades  diferentes, vivimos  desigualdades  diferentes”, dijo.

En estos casos los instrumentos internacionales son los principales herramientas para hacer efectivos los derechos, entre ellas, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, tratado internacional de las Naciones Unidas firmado en 1979, que es el primer instrumento que tenemos para demandar los derechos de las mujeres, recordó.

Sin embargo, observó, falta mucho por hacer y para muestra está la última recomendación emitida por el Comité de Seguimiento de Naciones Unidas donde se señala que el Poder Judicial debe garantizar la implementación para juzgar con perspectiva de género.

Rebeca Saucedo López, directora de Colaboración y Vinculación con Organismos Públicos, también de la Dirección General de Derechos Humanos de la Suprema Corte, aseguró que los protocolos orientan, por lo que se deben reforzar las capacitaciones, además de que es importante implementar incentivos para que quienes están juzgando con perspectiva de género reciban una retribución y esas acciones se divulguen.

Consideró que juzgar con perspectiva de género es responder a las necesidades de la sociedad  y que al final como servidores públicos lo deben hacer porque el Estado mexicano está obligado a ello.

Saucedo López, quien ha laborado en la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Gobernación (Segob) y en centros de justicia penales federales en Quintana Roo y el Estado de México, señaló que hay que sensibilizarse sobre el tema, creer que es necesario y es menester porque de otra manera no se van a lograr sentencias justas.

Hay que recordar que la sentencia es poder y el discurso que se transmita a través de ellas puede hacer un efecto transformador en la sociedad, “el reconocimiento, decir que algo existe y que además lo legitima el Derecho es fortísimo”, manifestó.

Agregó que los juzgadores deben estar más sensibilizados con estos temas, tomarlos en serio y ver que la sociedad está demandando igualdad, está demandando visibilización de las mujeres. “Y eso es lo que hemos visto con las expresiones de las mujeres: ‘No nos cuidan’, ‘Nos matan’. O sea, eso es lo que queremos, lo que lo que la lucha de las feministas actuales demanda, justicia”, expresó.

De ahí que la labor de los juzgadores hoy en día es fundamental para lograr la igualdad entre hombres y mujeres, para que sea una realidad y no sólo un discurso. Tiene que ser un diálogo constante, tomar en cuenta la discriminación y violencia que sufren las mujeres al momento de analizar la aplicación del Derecho, cómo se traduce eso, apuntó Saucedo López.

Como licenciada en Derecho, Rebeca Saucedo comentó que es menester tener en cuenta que la violencia es una situación estructural, que no solamente es para las mujeres que son víctimas en procesos legales, que comparecen como víctimas en los procesos penales, sino también para las acusadas de delitos, que están en un contexto de violencia de género. Eso también es importante, tanto la mujer como víctima procesalmente, como para la mujer víctima de violencia de género, que es acusada de delitos con base en  estereotipos de género, indicó.

Por último, reconoció que falta muchísimo por hacer en el tema de la perspectiva de género, pero el compromiso de los juzgadores y de quienes están al frente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es aplicar estos conceptos todos los días “y ver que esto es Derecho vivo”.