Familia de Glorimar no pierde la esperanza.

Francisco Ramírez.

A cinco meses ya, todavía no pierden la esperanza la familia López García. Una esperanza que no se ha desvanecido, que los ha llevado a pedirle el apoyo a los miles de cibernautas que a través de las redes sociales y por varios países, se siga exclamando NOS FALTA GLORIMAR.
Sin embargo, siguen teniendo miedo. Hay temor en ellos, sobre todo para cuidar la integridad de ellos mismos como a las tres hijas de Glorimar, que un 29 de octubre del año pasado, desapareció de su casa de forma violenta y siguen si saber nada de ella.
El señor Gerardo López, de oficio pescador, afirma que desde ese día, se les acabó la vida.
“Prácticamente, desde el día que sucedieron los hechos, para nosotros la vida se detuvo, desde ese día, no dormimos bien, no comemos bien, no pensamos las cosas como deberíamos de pensar, para nosotros desde ese día se detuvo la vida para nosotros”.
Describe a la enfermera Glorimar, como una joven muy responsable, tanto de su trabajo como de su familia, que con el esfuerzo y dedicación, pudo estudiar la carrera de enfermería. Era una persona tranquila y que no tenía ningún problema en el trabajo, era muy eficiente y amigable, aunque su relación con su pareja fue muy inestable, con problemas en la relación con él.
Por su parte, Lorenia, hermana de Glorimar, explica que ella desaparece de la casa de sus suegros, donde vivía con su pareja, con una relación muy inestable.
“Era conmigo que platicaba algunas situaciones de eso, una semana antes, la familia de este muchacho salen de viaje, mi hermana se queda en mi casa, regresan un día lunes o martes, pero mi hermana nomas me comenta que ya está harta de todo y que se quiere separar de su pareja, llegan de viaje y mi hermana se va a su casa, y a los dos días que me comenta eso sucede la desaparición de su hermana, lo que a nosotros nos comentaron, porque llegaron con dos niñas, dos menores de dos años y un año que estaban junto con ella cuando pasó esta situación. Nos llevaron a las niñas unos vecinos y nos comentaron que mi hermana había desaparecido”, explicó.
Lorenia, dice que un grupo de personas se las había llevado y al parecer junto con su pareja, que es algo que informan pero no saben si es algo oficial porque la familia de él que son los testigos presenciales, han declarado diversas versiones, y no hay ninguna versión oficial de lo sucedido. Agrega que les dicen que también está desaparecida su pareja, pero no hay una versión oficial al respecto.
La familia al tener conocimiento, acuden a la Vicefiscalía a interponer la denuncia. Al padre le toman las pruebas de ADN e inician una carpeta de investigación. Agrega don Gerardo que iban hasta tres veces por semana a la Vicefiscalía para que les dieran informes y al paso de las semanas y meses, ya acuden una vez a la semana, para corroborar que son los mismos informes que les dan, sin ningún avance.
Recuerda don Gerardo, que en una visita del gobernador Quirino Ordaz Coppel a los muelles del Bonfil, le expuso la situación y llamó directamente con el Fiscal General, quien atendió la llamada y de inmediato hubo respuesta en la Vicefiscalia zona sur, sin embargo, ya no pasó de ahí.
Lorenia dice que a pesar del Protocolo Alba dice que los tres niveles de gobierno deben apoyar en su búsqueda, no tienen el apoyo de ninguna autoridad, donde la carpeta de investigación sí está llena de papeles, pero no le han dado un seguimiento, los que les ha llenado de frustración e impotencia, por que la autoridad no tiene voluntad de resolver el caso.
La familia tiene la esperanza de que aparezca viva, porque les han dicho que han regresado a sus casas otras personas al paso de los meses. Sin embargo, están conscientes que también no la pueden encontrar con vida, por eso ya su papá se hizo las pruebas de ADN.
Ellos han recibido el apoyo del grupo de mujeres “perlas del Pacífico”, quienes han lanzado su hastag “Nos falta Glorimar” y han realizado algunas manifestaciones de protesta. Actualmente, las niñas están con ellos, están recibiendo ayuda sicológica, sobre todo la mayor, de 7 años, que es la que se ha dado cuenta lo que está pasando y la niña de 2 años, que mantiene recuerdos de lo sucedido esa noche y los gritos de auxilio de su mamá.
Ellos seguirán llamando a través de las redes sociales, la colaboración de toda la sociedad, porque confían y tienen mucha fe y esperanza de que Glorimar está bien, por eso piden que compartan la página para que llegue a todos lados y algún día, alguien pueda darles razón de Glorimar y dar con su paradero, para que regrese con su familia y sus tres hijas. “Ella sabe que la amamos mucho, que no vamos a descansar hasta dar con ella”, afirmó Lorenia.

La entrada Familia de Glorimar no pierde la esperanza. se publicó primero en Radio Fórmula Mazatlan.

Source: Mazatlan

Source: Mazatlan

Te puede interesar