Damnificados es más de 700 mil personas

A cuatro meses de la grave inundación registrada en noviembre de 2020, el Gobierno Federal solo ha entregado apoyos al 56 por ciento de los de 240 mil damnificados censados en Tabasco y Chiapas; y la entrega de los mismos se suspendió este 31 de marzo, debido al inicio de las campañas electorales.

Como resultado, miles de familias afectadas por la anegación del año anterior no podrán recibir los enseres domésticos ni los 10 mil pesos en efectivo que les ofreció inicialmente el Gobierno Federal morenista, pues a decir de varios especialistas, el número real de los damnificados es superior a 700 mil.

Pero el mayor problema para los tabasqueños proviene de la amenaza que, desde 30 años atrás, representan las lluvias que, según la Comisión Nacional del Agua (Conagua), son tres veces mayores a la media nacional; y del hecho de que la entidad está ubicada en una planicie donde desembocan los dos ríos más caudalosos del país: el Grijalva y el Usumacinta, que provienen de las partes altas de Guatemala.

Desde 1782, Tabasco ha registrado 34 grandes inundaciones, la más grave tuvo lugar en 2007, cuando las lluvias cubrieron 70 por ciento de su territorio, se perdieron 123 mil 386 viviendas, 127 hospitales sufrieron daños severos, tres mil 400 escuelas quedaron inhabilitadas y hubo 850 mil damnificados. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), las pérdidas económicas ascendieron a 31 mil 870 millones de pesos (mdp).

En 2020, este problema cíclico fue provocado en octubre debido a las lluvias generadas por los frentes fríos 7, 9, 11 y los huracanes Iota y Eta, que dejaron bajo el agua a los 17 municipios de Tabasco y 700 mil damnificados.

En noviembre, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), cambió la cifra y aseguró que los damnificados eran solo la mitad, 300 mil. Sin embargo, los Servidores de la Nación solo censaron a 240 mil tabasqueños y chiapanecos con problemas de hábitat y pérdida de bienes domésticos.

Los Servidores de la Nación registraron 200 mil 400 viviendas afectadas; pero hasta el 17 de diciembre, el Gobierno Federal había entregado apoyos a 111 mil 501 personas. Desde entonces, las instituciones gubernamentales no han informado de la entrega del apoyo económico y enseres a más afectados, o si se amplió el registro de damnificados, pues ha habido muchas quejas de gente que perdió todas sus pertenecías y no fue censada.

Daniel Lorca

Te puede interesar