1ra Cadena 94.1 FM

Maluco, arrollo de la muerte: Yuliana Cambrano

Autor: Tabasco

|

Fecha: 10 agosto, 2018

La contingencia que se vive en la contaminación de las aguas en zonas protegidas y reserva de la biosfera en 26 comunidades de los municipios de Centla, Jonuta y Macuspana ha alcanzado la atención de organizaciones internacionales en medio ambiente y protección ambiental, quienes han puesto bajo la lupa el caso de la mortandad de especies en Tabasco.

Yuliana Cambrano, activista y representante de los habitantes en riesgo de enfermedades por la contaminación de ríos, arroyos y canales, describió para Grupo Formula lo recabado por la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM) quienes con un equipo de trabajo especializado supervisaron el rio Maluco en Jonuta.

A 6 semanas de pernoctar en Tabasco, para el rescate y cuidados de los manatíes que han sido salvados, la vocera conceptualizó de manera grabe el calificativo a este cause “estuvimos haciendo un recorrido por algunas zonas de Jonuta a lo largo del arroyo El Maluco encontrándonos con un arroyo de la muerte” describió.

Especies de serpientes como la Nauyaca, peces muertos y en agonía fue la “trágica escena encontrada” en este recorrido; ya en la comunidad de San Miguel Adentro localizaron un manatí con tres días en estado de putrefacción, antecedente que sirvió para que la responsable de encabezar los trabajos de investigación defendiera los resultados arrojados por la doctora en biología, María del Refugio Castañeda.

¿Cuál es el escenario?

Cambrano Guzmán, reveló que en el trabajo de campo realizado el pasado martes 7 de agosto con Ernesto Zazueta, presidente de la AZCARM y el Ingeniero Ricardo Aguilar, jefe de proyectos del acuario MICHIN de Guadalajara, padecieron parte de los estragos que ocasiona la mortandad de seres vivos en Jonuta.

“Yo sólo te puedo decir que en ese lugar donde estuvimos, estuvimos en cada punto cerca de 10 a 15 minutos, y eso fue suficiente para que todavía el día de hoy me duela la garganta, hay un compañero al que se le rompieron los vasos sanguíneos, se nos inflamaron las vías respiratorias”, indicó.

En un compromiso con esta empresa, Yuliana Cambrano adelantó que en un par de semanas darán a conocer las evidencias recolectadas, ya que el agua, ocularmente hablando, representa sólo muerte y olor azufroso, que le aporta a los campesinos la mortandad de sus cultivos confluyente al Rio Maluco.

Sorprendentemente los habitantes ya han requerido a sus autoridades municipales correspondientes, sin que estos hayan mostrado algún interés en responder a su problemática y a decir de las dependencias (estatal y federal), les ha sido imposible alcanzarlas por la lejanía que representa la capital del estado.

Juan Carlos Sauza